El codo de golfista o epitrocleitis

El codo de golfista o epitrocleitis

El llamado codo de golfista, epicondilitis medial o epitrocleitis, es una patología similar al codo de tenista o epicondilitis lateral. Las principales diferencias son la localización del dolor, (que en el codo del golfista se localiza en la parte interna del codo) y la actividad que provoca esta patología. Sin embargo, las dos son provocadas habitualmente por sobreuso de los mmica del nervio cubital en el codo, puede provocar dolor lancinante y disestesias o alteraciones de la sensibilidad de los úsculos del antebrazo, que acaban provocando dolor en el codo y limitación de la función.

Qué es el codo de golfista?

Se trata de una tendinitis de la musculatura del antebrazo que se inserta en la parte interna del codo. Esta musculatura es la responsable de los movimientos de flexión de la muñeca y de pronación (movimiento que coloca en antebrazo con la palma de la mano hacia abajo). A veces, y debido a la cercanía anatómica del nervio cubital en el codo, se puede asociar a síntomas de compresión de este nervio, provocando dolor lancinante y disestesias o alteraciones de la sensibilidad de los dedos (anular y meñique), especialmente cuando se coge un objeto con la mano.

Qué provoca el codo de golfista?

El mecanismo de lesión varía de una traumatismo violento aislado a lesiones por sobrecarga debidos a movimientos repetitivos, como los que se realizan cuando se juega al golf.  Puede afectar a cualquier persona, pero suele ser más frecuente en el inicio de la temporada de golf, o cuando se aumenta la intensidad y duración de los entrenamientos. El golf es una causa frecuente de estos síntomas, pero también puede provocarse por otras actividades laborales, deportes y en el bricolaje de fin de semana en personas que no están acostumbradas al uso de herramientas manuales. También puede ocasionarse por falta de fuerza  y mala condición de los músculos del antebrazo. Esta tendinitis puede aparecer por ejemplo, por: apretar demasiado el grip, exceso de entrenamiento, juego desde suelos muy duros y/o secciones de tapetes, grip inadecuado a la mano, uso excesivo de la mano trasera al golpear, cargar maletas u otros objetos pesados, lanzar un balón de rugby (bruscamente), jabalina, lanzar pelotas de béisbol (bruscamente), etc.

Cómo se trata el codo de golfista?

Esta tendinitis suele responder muy bien al tratamiento conservador, que consiste en el reposo relativo, anti-inflamatorios y analgésicos y modificación de la actividad. En algunas ocasiones es necesario realizar un tratamiento rehabilitador y en muy raras ocasiones se precisa cirugía. La modificación de la actividad es un punto muy importante en el tratamiento, puesto que puede ser la causa de que no mejore la tendinitis con el tratamiento conservador o que reaparezca al cabo de poco tiempo. En jugadores de golf y otros deportistas, la modificación de la técnica (por ejemplo el swing) puede resolver el problema. En golfistas, puede ser necesario consultar con un instructor profesional para evaluar la realización del swing y modificar la técnica para evitar la reaparición de los síntomas y poder disfrutar plenamente del deporte. En algunos casos, también puede ser crucial la colaboración de un terapeuta de mano, que realizará una evaluación de la función y puede proponer cambios el la realización de las tareas o deportes para evitar la reaparición y mejorar los síntomas. Si todas las medidas conservadoras fallan, se pueden realizar infiltraciones en el codo, y en casos rebeldes, la cirugía podría proporcionar una mejoría de la sintomatología.

En todo caso, si usted cree que puede tener un codo de golfista o epitrocleitis, no dude en pedir cita con alguno de los especialistas en cirugía de mano que forman IBACMA, el Instituto Balear de cirugía de mano. Ellos le podran aconsejar y proporcionar el mejor tratamiento para usted.  


Enlace relacionado

Publicado el: 19-01-2013