Se me duerme el dedo meñique: La compresión del nervio cubital en el codo

Se me duerme el dedo meñique: La compresión del nervio cubital en el codo

El síndrome compresivo del nervio cubital el segundo en frecuencia en la extremidad superior, después del síndrome del túnel carpiano. Es tres veces más frecuente en hombres que en mujeres. El paciente presenta disestesias del 5 y 4 dedos de la mano, que habitualmente ha estado presente durante un periodo variable de tiempo antes de iniciar la pérdida de fuerza en la pinza digital o fuerza de puño. El grado en el que los síntomas motores se presentan están en relación al tipo de trabajo o actividades manuales que realizan. Por ejemplo, en un violinista o un pianista, puede manifestarse con la imposibilidad de realizar un ejercicio técnico específico o tocar algún tema en concreto, así como puede presentarse como la imposibilidad de tocar durante el mismo tiempo que lo hacían con regularidad. Estos son los síntomas más frecuentes en la afectación del nervio cubital, a pesar de que los estudios electrofisiológicos sean normales.

Cómo se diagnostica?

El diagnóstico es clínico. Los síntomas sensitivos se inician en forma de adormecimiento y hormigueo intermitentes, que afectan al dedo anular y meñique, y que pueden convertirse en molestias continuas. El adormecimiento puede progresar a una anestesia completa de estos dedos. La pérdida de sensibilidad puede afectar también el dorso de la mano. Los síntomas motores pueden incluir debilidad y perdida de fuerza de prensión, pérdida de destreza, y garra cubital. Algunos pacientes pueden presentar pérdida de volumen muscular en la mano afectada.

 

La realización de radiografías pueden ser de ayuda especialmente en casos post-traumáticos, artritis, o limitación de la movilidad a la exploración. El estudio electrofisiológico debe hacerse de forma rutinaria antes de la cirugía, especialmente si la localización o si el diagnóstico de síndrome del túnel cubital no está muy claro.

Cómo se trata la compresión del nervio cubital en el codo?

El tratamiento inicial consiste en reposo y evitar la presión externa en el codo, especialmente cuando este está flexionado más de 90º. La educación del paciente y la modificación de las actividades, que incluye evitar el apoyo sobre el codo, y actividades que impliquen mantener el codo en flexión de forma prolongada o flexión repetitiva del codo, son la base del tratamiento conservador. La gente, por lo general, duermen con los codos flexionados, y esto habitualmente empeora la clínica. Esto puede ser evitado de muchas formas, desde formas sofisticadas como ortesis de extensión, hasta formas más caseras como puede ser colocar una toalla o una almohada pequeña sujeta alrededor del codo. El tratamiento con antiinflamatorios puede ser beneficioso en algunas ocasiones. La inyecciones de corticoides dentro del túnel cubital deben ser evitadas. Si con todas estas medidas, no se consigue mejorar la clínica, debe considerarse el tratamiento quirúrgico.

Su cirujano de mano le explicará y le recomendará el mejor tratamiento para usted enbase a la exploración, los síntomas que presente y el resultado de las pruebas diagnósticas complementarias. No dude en pedir cita con uno de los tres cirujanos de mano que forman IBACMA, el Instituto Balear de Cirugía de Mano, los doctores Guillem Salvà y Xavier Terrades. Ellos tienen una amplia experiencia y le podran asesorar y tratar esta patología, ya sea de forma conservadora o con cirugía.

 


Enlace relacionado

Publicado el: 01-04-2013