La fractura del escafoides de la muñeca

La fractura del escafoides de la muñeca

El escafoides es el hueso que más frecuentemente se lesiona en los traumatismos del carpo (articulación de la muñeca), especialmente en individuos jóvenes en edad laboral. En la mayoría de individuos el aporte sanguíneo del escafoides determina en gran medida una de las más frecuentes y temidas complicaciones de la fractura del escafoides: la pseudoartrosis o falta de consolidación.

Como se diagnostica la fractura del escafoides?

El diagnóstico de fractura del escafoides en la fase aguda sigue siendo un reto en la actualidad, para llegar a él es imprescindible una alta sospecha clínica y la práctica de una minuciosa exploración de la muñeca junto con un estudio radiológico correcto. Incluso así, a veces es casi imposible objetivar la lesión. Por esto, ante una lesión traumática de la muñeca, producida habitualmente en hiperextensión de la mano, y con una elevada sospecha clínica de fractura del escafoides, aunque no se haya podido confirmar la fractura, se recomienda tratar esta lesión como una fractura del escafoides, y repetir la exploración física i el estudio radiológico entre los 12-15 días después del traumatismo para confirmar o descartar el diagnóstico.

Como se tratan las fracturas del escafoides?

El tratamiento de la fractura del escafoides depende básicamente de varios factores: edad y ocupación del paciente, y en segundo lugar de las características de la fractura (localización y desplazamiento).

Las fracturas desplazadas son de tratamiento quirúrgico, que consiste habitualmente en la colocación de un tornillo canulado y posterior inmovilización dependiendo de si hay lesiones asociadas.

Las fracturas no desplazadas son tributarias de tratamiento conservador. El tiempo de inmovilización varia entre 8 y 12 semanas. A veces incluso se tiene que prolongar. La inmovilización con yeso 10-12 semanas en general es suficiente. La confirmación radiológica de consolidación de la fractura es a menudo difícil, por lo que en ocasiones es necesaria la realización de otras pruebas complementarias para confirmar la consolidación ósea de la fractura.

Cuales son las complicaciones de las fracturas del escafoides?

La complicación más frecuente de la fractura del escafoides es la falta de consolidación o pseudoartrosis. Este hecho provoca cambios en la biomecánica del carpo, provocando una inestabilidad carpiana secundaria, que a largo plazo provoca artrosis radiocarpiana y mediocarpiana. El tratamiento de esta condición es casi siempre quirúrgico, requiriendo en la mayoría de los casos la realización de injerto óseo autólogo de cresta iliaca, y fijación interna con tornillos canulados. En algunos casos puede requerirse la realización de colgajos óseos vascularizados. En casos más avanzados con signos de artrosis carpiana, puede ser necesaria la fijación de articulaciones del carpo (artrodesis parciales ), o incluso la fijación total de la muñeca (artrodesis total de la muñeca) para disminuir el dolor y mejorar la funcionalidad.

 En IBACMA, tienen una amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de las fracturas de escafoides.  Su cirujano de Mano le asesorará de cual es la más apropiada en su caso. No se olvide de preguntar cualquier duda que pueda tener al respecto. Es importante saber cuales son las expectativas de los resultados del tratamiento que le proponga. No dude en pedir cita con alguno de los dos especialistas en Cirugía de Mano que forman IBACMA, los doctores Guillem Salvà y Xavier Terrades , en Policlínica Miramar (Palma de Mallorca).


Enlace relacionado

Publicado el: 05-01-2014